Días de Abecedario: V de Vida

Hay tantas formas de vivir la vida como personas hay en el mundo. Cada uno debe buscar su forma única y personal de vivirla, y tratar de ser feliz. Lamentablemente, muchas veces nos quedamos en el “qué dirán” y no nos animamos a hacer lo que realmente nos gusta. Pero… el que dirán se queda solamente en eso, las palabras se las lleva el viento y otro no puede vivir la vida por nosotros así que… ¿Por qué no intentarlo?

Dicen que te arrepientes más de lo que no hiciste que de lo que hiciste, y como dice otro refrán famoso: ¿Quién te quita lo bailado? Si querés vivir una vida de viajes no hay nada que te lo impida, hacelo. Si querés y tenés la oportunidad de cambiar de trabajo, hacelo. Si tu sueño es tener una familia, luchá por eso. No hay nada que te impida ser feliz, excepto vos mismo.

Hoy tuve un sueño extraño. Soñé que estaba en mi último trabajo, tapada de cosas para hacer y me seguían dando tareas. Me detuve un segundo y me dije: “esperen, ya no trabajo acá. Esto es un sueño.” y así como me di cuenta intenté seguir soñando. Lo primero que hice fue intentar ir hasta la salida y me movía en slow motion, como si no me dejaran realmente salir… Mi inconsciente me sigue diciendo que sigo atada a ese lugar, aún sabiendo conscientemente que ya no estoy más ahí. He pasado por tantas emociones distintas y fuertes en esa oficina (varias de las fuertes fueron negativas, tengo que admitirlo, aunque no en su mayoría), que creo que si me muriera ahora mismo, mi fantasma quedaría encerrado en ese lugar (por supuesto que me divertiría molestando a mis compañeros jajajaja) Fue gracias a todo eso que me di cuenta que no quería vivir mi vida así, condenada a no tener vida afuera por estar demasiado pegada ahí dentro. Y acá estoy, intentando buscar qué quiero ser y qué me gusta para poder vivir una vida mejor.

No siempre va a ser todo color de rosas (soy demasiado realista, y en su mayoría pesimista jajaja) pero creo que es más fácil luchar cuando a uno le gusta lo que está haciendo. En este momento estoy yendo hacia Australia sin expectativas mayores, quiero dejar que la vida me sorprenda. Si me va bien, buenísimo. Si me va mal, estuve viviendo en otro país, aprendiendo a vivir sola y a administrarme, y tuve la oportunidad de practicar idioma. No perdí nada, y siempre salí ganando una experiencia nueva.

Si estás pasando por lo mismo, te recomiendo que pares un segundo y te detengas a pensar qué estás haciendo mal o de más que está haciendo que no tengas ganas de seguir. No te digo que dejes todo y te vayas a la otra punta del mundo (bueno, ¿por qué no? Hola. jajaja) pero sí podés empezar a hacer pequeños cambios, de a poco, para lograr una vida que sí quieras vivirla, más feliz y más plena. Acordate, ¡la vida es una sola, y es tuya!

¿Qué opinás? ¡Dejá tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s