Querida yo anterior: Consejos a una Paula más joven.

Hay muchas video bloggers que aprovecharon esta fecha para dedicarse unas palabras a sus yo del pasado, diez años atrás. La verdad, hay tantas cosas que quiero decirme que quisiera aprovechar yo también esta fecha especial para hacerlo.

yo hace casi 10 años atrás… estaría un poco más grande pero básicamente fue esa época…

Hace diez años, donde estás ahora, tendrías 15 años yendo para los 16. Nuestra peor época. Epoca que me dejó marcada aún diez años después, y lo hará toda mi vida. Algunos podrán pensar que éramos tontas, que hacíamos las cosas de rebeldía o por moda, pero no. Nosotras sabemos lo que nos pasó, lo que hicimos y sabemos que en el fondo todo eso queda. No es culpa nuestra, es culpa del mundo, debemos admitir que no sabemos cómo manejarlo. Te cuento que diez años después aprendiste a reírte de lo que te dicen, aunque admito que en el fondo todavía duele.

Querida yo, no le prestes atención a los comentarios malvados de tu madre, no sabe expresarse como quiere. Está frustrada porque no puede encontrarte la vuelta a tu rebeldía, entonces siempre es más fácil decirte cosas horribles. No te las creas, buscá el apoyo de tus hermanas, ellas también pasaron por lo mismo.

Querida yo de 15 años, seguí soñando con viaja. Todavía recuerdo cómo buscábamos pasajes para ir a Finlandia y pensando cómo ahorrar la plata para llegar. 10 años después todavía no lo hicimos, pero no te preocupes, todo llega. Seguí soñando con ir a España, eso sí lo hicimos, ¡y tres veces a falta de una!

Diez años después, todavía no sabemos qué hacer con nuestra vida. Perdón. Te juro que durante esta década intenté encontrarlo pero mientras más cosas hacía más cosas me gustaban y el que mucho abarca poco aprieta. Vamos a seguir intentándolo, todavía tenemos tiempo.

Querida yo, dejá de llorar tanto, por favor. No solo no te hace bien, sino que me vas a crear un trauma en los próximos años, ahora me creo que ya lloré demasiado y me guardo las lágrimas para no recordar esas épocas, me hace mal. Usá esa sonrisa sincera que tenés. muchos en el futuro van a decir que les hace bien verte sonreír. Aprovechá esa positividad que no sabés que tenés y empezá a hacer algo para usarla. (¡Tenemos positividad! ¿Podés creerlo? Yo tampoco. Pero está, ¡te lo juro, yo la ví!)

Mi yo actual. La que escribe esta carta, y pasó por varios procesos en el camino…

Querida yo, aún sigo asustada y con miedo, pero la vida no es tan horrible como pensábamos después de todo. Si, va a haber mucha gente que nos va dar la espalda, que nos va a dejar solas, pero también eso nos va a enseñar a ser más fuertes y a aprender el verdadero significado de las palabras; las que tienen peso y las que se las lleva el viento.

Hablando de palabras, seguí escribiendo. No te detengas jamás. Las palabras son nuestro alivio, nuestro espejo, nuestra realidad. Siempre las tendremos para nosotras y reflejarán lo mejor y lo peor de nosotras. Guardo cada uno de los cuadernos, de las canciones y de las largas historias, hasta las agendas. Todo ese registro es algo preciado para mí y lo seguiré atesorando por siempre.

Te voy a hacer un pequeño spoiler de nuestra vida, querida yo anterior: vamos a conocer muchos lugares hermosos, vamos a saber de dónde venimos, y eso nos va a dar una idea de a dónde queremos ir. Como te dije, todavía no lo resolví muy bien pero espero que nuestra yo del futuro cuando nos escriba lo haya resuelto 😉 También, vas a tener amigas hermosas, de esas que valen la pena y son de oro. Una ya la tenés al lado (y sigue presente) las otras van a ir apareciendo casi al final de la década, y se van a quedar aunque decidas irte. Valen la pena, las vamos a seguir amando y cuidando porque realmente se lo merecen.

Querida yo anterior, en resumen has pasado por muchas cosas, y has hecho mucho por otra gente… al fin, te cuento que llegó el momento de hacer algo por mí, por vos, y por la yo que se viene.

Anuncios

Un comentario en “Querida yo anterior: Consejos a una Paula más joven.

  1. Preciosa entrada Pau! De chica solía escribirme a la del futuro, a la de los 20, a la de los 30 ( Por suerte paré ahí, supongo que incluso yo supe que no habría buenas noticias luego) Y me gustaba mucho guardarlas y al llegar esa fecha leer lo que la yo del pasado me decía. Y en cierta forma son mi brújula….cuando ando muy perdida busco esas cartas…para recordar quién quería ser.Me gustó esto a la inversa. Besos a las dos, la de 15 y la de ahora.

    Me gusta

¿Qué opinás? ¡Dejá tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s