Días de Abecedario: C de Casa

“To cry is to know that you’re alive,

But my river of tears has run dry…”

La verdad, soy una persona que no se permite mucho llorar. Antes sí, lloraba por todo, ¡por TODO! Pero un día tomé la decisión de dejar de llorar, y solo lo hago en algunos momentos específicos o cuando no aguanto más. Mal, muy mal de mi parte, lo sé. Pero encontré esta forma de canalizar la emoción a través de la escritura y siento que me hace bien… Por eso tengo que decir que aún ahora faltando menos de dos meses para irme, todavía no lloré ni una sola vez. 

Tengo que admitir que una vez lloré estando de viaje. Habían pasado tres semanas desde que estuve fuera de casa, todas mis amigas se habían ido y quedé sola en el hostel (o sea, ¡tuve tiempo para pensar!) y empecé a extrañar mi casa, mi familia, mi perro, ¡todo! y lloré con todo, sabiendo aún que en 5 días iba a volver a mi casa. Debo admitir que tengo miedo de que me pase lo mismo ahora, de que llegue y al par de semanas esté extrañando mi casa y las ganas de volver sean más fuertes que las ganas de quedarme.

La verdad que nunca dejé mi casa por tanto tiempo, pero a la vez creo que es una forma de independizarse, ya que nunca pude irme a vivir sola (creo que si igual me hubiera ido a vivir sola a un par de cuadras de mis viejos lloraría) pero esto es raro, es del otro lado del mundo, con un idioma nuevo y etcéteras y no sé qué tan bien me voy a adaptar. Mi espíritu aventurero me dice que voy a estar bien, pero mi parte apegada me dice que si me pudiera llevar a mis papás, o a mis hermanas o a algún sobrino en la valija todo sería mejor.

Me acordaba de esa frase que dice: “home is where your heart is” (tu casa es donde está tu corazón) supongo que si pongo mi corazón y mis energías en este viaje, voy a armar una casa con toda esta aventura. Todos me dicen que los que más extrañan son los que se quedan, que los que viajan no extrañan tanto, ¿será cierto? me gustaría saber un poco más sobre esto antes de tener la experiencia… jajaja lo único que me consuela es que a pesar de la gran diferencia horaria existe la tecnología, así que puedo seguir comunicándome a través de whatsapp, skype, facebook y etcéteras (y por supuesto, ¡por acá!) sé que no es lo mismo, pero al menos voy a poder estar un poco comunicada y actualizada con la gente que quiero, lo cual me da un poquito más de fuerzas.

Supongo que voy a tener momentos buenos y malos, momentos donde me quiera quedar para siempre y momentos donde me quiera teletransportar a mi casa, pero considero todo esto parte de un aprendizaje… tengo la certeza de que este viaje me va a ayudar a madurar en muchos aspectos y voy a poner pila para que sea así!

¿Días de Abecedario?
Este desafío se trata sobre escribir una entrada por cada una de las letras del abecedario, si es posible durante 26 días seguidos. Acá pueden encontrar el grupo de facebook, donde jugamos. No es necesario tener un blog para sumarse, sólo ganas de participar.
Si querés leer más, podés ver todos mis días de abecedario acá
Anuncios

¿Qué opinás? ¡Dejá tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s