#Veoveo 13: Veo, veo… Un País sin Nombre

Yo, siendo feliz en alguna parte del mundo e intentando retratar el momento

 

Alguien lo contó en un blog, contó lo lindo que era viajar por el mundo y yo lo leí. Abrió la puerta por primera vez. Una puerta que una vez que se abre no creo que haya forma de cerrarla. Decidí echar un vistazo hacia afuera y…  ahí estaba yo, que con todas las cosas que tengo en la cabeza jamás me imaginé que iba a terminar con este comienzo.

Un país lejano, casi sin nombre. Un país que no distinga nacionalidades. Un país que da la bienvenida a quien desea llegar a él. ¿Existirá ese país? No lo sé, pero a veces siento que mi tarea es encontrarlo.

A veces pienso, ¿habrá un lugar donde realmente me sienta como en casa? ¿Todos los lugares serán lo mismo? ¿Cuál será mi verdadero hogar? El día que me dejaron abrir mis alas y viajar por primera vez, se abrió esa puerta que me dice: “dale, salí, no sabés lo que te estás perdiendo.” Pero claro, existen muchas dudas y miedos que no me dejan atravesarla.

Últimamente estoy atravesando una crisis que tiene que ver con todo. Creo que es la famosa crisis del cuarto de siglo, la famosa crisis en la que te preguntás, ¿qué estoy haciendo con mi vida? ¿Realmente me gusta lo que estoy haciendo? ¿Debería hacer más, menos, distinto? ¿Debería animarme a dar el paso, cortar con todo y dedicarme a viajar? Las dudas crecen, me llaman loca, soñadora… Doy un paso más hacia esa puerta que alguien abrió, los miedos me siguen atacando. Decidí por el momento ser una viajera part time, trabajar pero darme el lujo de viajar a donde quisiera aunque sea unos 15 días al año.

Pero, (siempre hay peros) hay otras cosas que se interponen en el camino. “Ya es hora de independizarse” me dicen unos. ¿Por qué dejás de ahorrar para esos viajes que no te sirven de nada y no empezás a invertir para comprarte una casita, un autito, todo eso que es carísimo y no vas a terminar de pagar nunca pero con diminutivos suena mejor? dicen otros. Y yo acá, pensando que todo eso es válido y también estaría bien pero no es lo que quiero en este momento. Me encantaría poder experimentar la vida en otro país, en muchos si fuera posible. Maldita persona la que abrió la puerta. ¿Cómo le explico lo que siento a las personas que aman la estabilidad y que creen que con un buen trabajo, un buen coche y una buena casa tienen todo resuelto?

Me resigno, respiro hondo y sigo. Por el momento no tengo bien claro para donde apuntar. Al menos pasando por estas crisis y con la compañía de otras personas que están pasando también por sus crisis propias, estoy aprendiendo mucho. Tal vez, sin darme cuenta, esté dando pasos cada vez más grandes hacia esa puerta que alguien dejó abierta. Y tal vez, solo cuando logre ese empujón, tome conciencia de que a la vida hay que vivirla y logre salir en búsqueda de ese país sin nombre.

 

¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

11 comentarios en “#Veoveo 13: Veo, veo… Un País sin Nombre

  1. Bienvenida al veo veo Sharon!!!
    Amiga, más allá de las crisis de cuarto de siglo, de los treinta y pico, bah, de la que sea porque cada día es una crisis más o menos perceptible. Como sea y sin temor a usar palabras trilladas: ¡vamos, adelante, seguí caminando que la puerta la puerta está abierta y necesita que llegues, la atravieses y la cierres para que no se te escapen los sueños!
    Un abrazo y te deseo buenos rumbos!!!

    Me gusta

  2. Todos piensan que somos unos locos por no desear una estabilidad en nuestras vidas, por querer cosas que para muchos son utópicas y que la mayoría de las veces quedan en el baúl de los sueños echados al olvido. Por eso sigamos tratando de romper esas barreras y mostremos al mundo que si podemos hacer lo que deseamos, que la libertad inicia cuando termina la seguridad.
    Muchas felicidades por tu primer veo veo, me encanto !

    Me gusta

  3. Buenas!!! Hace unos meses que no juego al Veo Veo, pero siempre me los leo todos!! 🙂 Quería decirte muchas cosas…pero se me mezclan…porque casi como que lo que te quiero decir, es lo que también me quiero decir a mi….jeje…Bueno, una era que tal vez no haya que explicar a quien no quiera escuchar…no es resignación, es simplemente saber que cada uno puede tener “su verdad”, y no para todo es el momento de escuchar “otra verdades”…no para todos es el momento de abrir la puerta. Tal vez no necesites explicarle a nadie, ni justificarte con nadie el porqué querés lo que querés…aveces incluso ni siquiera necesitamos respondernos a nosotros mismos (no podemos tener las respuestas de todo,y hay que aprender a vivir con esa bella incertidumbre, en vez de castigarnos por no tener las respuestas a todo)…
    “Independizarse” me parece que es mucho más que simplemente mudarse, o tener una casa propia….a veces nos independizamos de por ejemplo “nuestros padres”,pero terminamos siendo dependientes de un crédito bancario, o dependientes de rutinas, de un trabajo estable…no sé que tan “independiente” sea eso…La libertad es otra cosa diferente…
    Dar un salto hacia la incertidumbre, supongo que es de las cosas más difíciles de hacer (por lo menos para mi lo está siendo en este momento, a pesar de que ya he dado algunos, mantenerse en el aire volando sigue siéndome difícil, y uno vuelva tierra, y después tiene que volver a saltar…y ahí están de nuevo las excusas, los miedos, los “pero”, etc)…así que paciencia…las crisis son buenos momentos para hacer cambios…así que algo bueno saldrá 🙂

    Y que te llamen “loca” y “soñadora” yo lo tomaría como un halago… 🙂

    Pufff, escribí un montón!!!!ajja

    Me gusta

    • …Entonces me halagan mucho últimamente. jajajaja muchas gracias por tomarte el tiempo de escribir! La verdad que sí, el independizarse creo que es muy distinto para unos y para otros también, creo que todavía ven esto como un juego y no como algo que pueda ser posible… Espero poder demostrarles lo contrario en algún momento, pero no para que el resto de la gente vea, sino para estar feliz yo! 🙂

      Me gusta

  4. ¡Qué bueno que te apoco te vayas animando! Entiendo perfectamente todo lo que decís, y creo que deberías olvidarte eso de explicarle todo esto – que ni nosotros entendemos – a alguien ama la estabilidad, jajaja. (esta es la conclusión de una de mis crisis también, por eso te lo digo). Y comparto el increíble sentimiento de compañía que hay en este grupo, y muchos ni siquiera nos conocemos.
    ¡Bienvenida!

    Me gusta

    • Muchas gracias!! 😀 Es difícil explicarle todo eso a quienes lucharon tanto por tener una estabilidad (por ejemplo, a mis viejos… “la nena! a donde se va la nena?!” jajajaja) pero creo que ambos puntos de vista son válidos para quienes los disfrutan, por eso trato de no rendirme!

      Me gusta

  5. Pingback: Veo veo: Un país sin nombre, una lengua sin hablantes | Planeta Tour

  6. Paula, que lindo encontrar tu blog!! Qué lindo que la vida nos vaya cruzando a nosotros, los locos, los viajeros, los soñadores…
    Hace unos meses tuve una crisis que terminó siendo definitiva en mi vida: sentí que ya no podía estar más adentro de un box de oficina. Sentí que el mundo tenía mucho más para ofrecerme (y por mundo no me refiero sólo a otros países, sino a mi mismo país, hasta mi mismo barrio). Pensé: ¿de cuánto me estoy perdiendo por estar 9 hs encerrada entre 4 paredes blancas? Entonces renuncié. Ésta es mi última semana en la oficina. Elegí el trabajo freelance desde casa por mucha menos plata, pero mucha más felicidad. Re-acomodé mi proyector de sueños (http://sonrei.bandcamp.com/track/berl-n) y elegí más felicidad, más amor, más valor.
    Creo que cuando uno hace lo que ama, no hay forma de perder; sí pueden haber altibajos, pero cuando llega el momento de hacer balance, uno se da cuenta de todo lo que ganó.
    Es como dice la frase que circula por la red: viajar te hace más rico. Todo lo que veas, todo lo que te lleves de cada viaje, no puede medirse pesos ni en dólares, pero sí puede medirse en sentimientos y emociones.

    El más grande abrazo, y bienvenida al Veo, Veo.
    Sol 🙂

    Me gusta

    • Te recontra felicito por haber tomado la decisión! Me quedo con que lo importante no es que nos de plata, sino felicidad. En este momento estoy pasando por esa crisis, espero salir con una solución positiva a todo esto! jajaja
      Muchas gracias por pasarte y por la bienvenida!! 🙂

      Me gusta

¿Qué opinás? ¡Dejá tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s