Un paseo por La Cumbrecita

Hace unos meses estuve conociendo la ciudad de Villa General Belgrano y sus alrededores, y una gran parada obligada es La Cumbrecita. Este pueblo tiene una historia especial y una característica curiosa: es un pueblo completamente peatonal.

La Cumbrecita es un pueblo en Córdoba fundado por el Dr. Helmut Cabjolsky, un alemán quién en el momento de la compra era el Gerente de Siemens. En 1934 compra estos terrenos que literalmente estaban en el medio de la nada, ya que para llegar a ellos había que ir en tren hasta Alta Gracia, de ahí hacer varios kilómetros en auto y luego ir a caballo ya que no había rutas ni caminos de acceso.

¡Bienvenidos a La Cumbrecita!
¡Bienvenidos a La Cumbrecita!
Bar de La Cumbrecita en Madera.
Todos los bares y restaurantes tienen un estilo alpino y se trabaja mucho con la madera.
Centro de informaciones La Cumbrecita
Centro de Informaciones de La Cumbrecita

Al año siguiente se crea la primera casa del pueblo, una casa de 8 habitaciones que funcionaba como casa de veraneo. Más adelante comenzaron a llegar amigos y familiares quienes se enamoraron de este paisaje y comenzaron a ser los primeros pobladores del mismo. La casa del Dr. aún se encuentra en pie, actualmente es un restaurant museo con una linda terraza que da a las sierras.

Las casas de madera y el estar entre las sierras le da este aire alpino, mezcla de arquitectura alemana con el ambiente autóctono cordobés, que lo hace irresistible. Lo mejor de todo es que es un pueblo peatonal, ¡no se puede ingresar con autos! Los mismos se dejan en un estacionamiento (pago) y luego se sube hasta el pueblo. Es conveniente por esta situación usar calzado cómodo ya que para todo hay que caminar.

Camino a la cascada. La cumbrecita.
Camino a la cascada
Paisaje otoñal
Paisaje otoñal de finales de mayo. Los distintos colores de los árboles hacen más atractivo el paseo
Hojas
Escultura en árbol
Esculturas en madera

Ya que fuimos con poco tiempo como parte de un tour, no pudimos recorrer todo lo que quisimos pero sí hay mucho para hacer; desde recorrer el pueblo y comprar productos regionales, bañarse en una cascada o en la olla, conocer la Iglesia ecuménica (una sola iglesia para todo el pueblo, en la cual las distintas religiones conviven y se turnan para tener sus respectivos encuentros) hasta caminar por el bosque de abedules, pasando por diversas actividades como cabalgatas, senderismo, arborismo ¡e incluso tirolesa!

La Olla, La cumbrecita
La Olla. A pesar de que hacía mucho calor ese día, el agua estaba HELADA. ¡Es ideal para aprovechar los días de verano!
¡Disfrutando del hermoso día en La Olla!

Si vas para las sierras de Córdoba, este lugar es completamente indispensable. Se puede recorrer durante un día entero, pero recomendaría quedarse al menos una noche y ver con tranquilidad todo lo que hay para hacer en un par de días. Podés buscar y reservar alojamiento haciendo click acá. (Si reservás desde este link, podés encontrar descuentos sorpresa y me das una mano a mí para seguir viajando)

Las recomendaciones que puedo darles para La Cumbrecita son: lleven calzado cómodo porque van a caminar, ¡y cómo! jajaja también lleven efectivo, ya que no hay cajeros automáticos y los posnet que hay en pocos lugares son complicados (por ejemplo, el año pasado no leía las tarjetas con chip) así que para asegurarse de que todo funcione bien es mejor ir prevenidos. Y por supuesto, ¡vayan con muchas ganas de recorrer y conectarse con la naturaleza!

¿Qué opinás? ¡Dejá tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s